Crítica. ‘Legión’

12 06 2010

Un argumento que a priori puede tener algo de original, pero se pierde en lo absurdo por la manera de contar y narrar una historia que carece de sentido y gusto estético

Juan J. Loza. El mundo está a punto de ser destruido por ‘un Dios’ que ha decidido darle la espalda a la humanidad que convive con la injusticia y la maldad. ‘Un Dios’ que se ha cansado de esperar y de amar. ‘Un Dios’ que envía una especie de diluvio universal que devastará el mundo a través de unas ángeles que poseen a los humanos y los convierten en unos ‘zombies’ que se devorarán unos a otros. Pero, un arcángel, Miguel (no omitó el San, el guionista lo olvida de forma deliberada), se rebela y no cumple la orden. Baja a la tierra, como un Terminator, se arma hasta los dientes y busca a su protegido, a su ‘mesías’. El juicio final está a punto de llegar. Los ángeles no dejarán piedra sobre piedra. Pero, no todo está perdido. La señal es un niño. Una bella joven soltera embarazada que es cuidada por un joven, sin oficio ni beneficio y decidido a cuidar del niño que viene. El arcángel Miguel tiene la misión de proteger al futuro niño y, para ello, luchará con una violencia extrema y decidida. No importa los medios que utilizará ni las personas que morirán en el intento.

Una historia difícil de calificar por su pretendido objetivo. Un thriller apocalítpico. Maneja a su antojo signos religiosos y referencias bíblicas mezcladas con imágenes esotéricas, influencias de películas de terror y temáticas religiosas como ‘La profecía’, ‘El exorcista’, referencias a ‘Terminator II’ (cuyos parecidos razonables son bastantes obvios). Unos momentos tensos que son convertidos en irrisorios por unos humanos que se convierten en una especie de ‘zombies poseídos’ por ángeles. Unos personajes fracasados que en medio del caos son capaces de dar lo mejor de sí mismos para dar la vida por otros y salvar al futuro ‘mesías’. Un presunto thriller escatológico dirigido por el debutante Scott Stewart, un especialista en efectos, que quiere resolver con el manejo de unos visuales efectos especiales que mantienen viva la trama. El resultado es un simple espectáculo violento que rememora el cine de serie B.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: