‘Midnight in Paris’, renace el maestro Woody Allen

16 05 2011

Juan J. Loza. Un Allen que se reinventa, se renueva y dirige una comedia distinta, tal vez, una de sus más originales. ‘Midnight in Paris’, es una comedia deliciosa, cálida, ligera, fina que cuestiona y embellece la nostalgia. Reconozco que soy un admirador del maestro Woody Allen. No he leído las críticas antes de ver la película para no dejarme influir. Es lo que recomiendo, ver la película y después compartir lo que sugiere. No te vas a encontrar con la acidez ni el pesimismo sibilino, ni la situación clásica de unos personajes perdidos. El maestro neoyorquino personifica la ciudad de la luz, del amor, de lo bohemio, de la creatividad, de la nostalgia. Un paseo, un deleite suave que dibuja en la luminosidad, una nostalgia que empapa como la lluvia parisina. Allen maneja el ritmo de la historia con naturalidad, con estilo. Un guion ágil, ingenioso, un sentido del humor fino que nos lleva por una fantasía melancólica, un viaje a través del tiempo a través de los personajes del París de los locos años 20 y del bohemio  de la Belle Époque. Una trama de tres tiempos, una estructura sólida con unas chispeantes parodias. Una factura bella, brillante con momentos poéticos, una sugerente y artística fotografía (Darius Khondji), un vistoso vestuario de época (Sonia Grande), aderezado con una admirable banda sonora y un maravilloso prólogo jazzístico

Allen muestra el poderío de la dirección de unos actores que nos regalan unas magníficas interpretaciones que encabeza Owen Wilson que cambia de registro con soltura y un estilo de ‘alter ego’, junto a la calidez de Marion Cotillard, la belleza de Rachel McAdams y un reparto de lujo con Kathy Bates, Michael Sheen, Adrien Brody, Kurt Fuller, Tom Hiddleston y el papel airoso de Carla Bruni.

Un guión inteligente que cuestiona sobre el sentido del tiempo. “No hay nostalgia peor que añorar lo que nunca jamás sucedió”. Cuestiona el pesimismo de “cualquier tiempo pasado fue mejor” o el optimismo romántico del amor platónico. Deja abierto un resquicio a la intuición, a la apuesta por las sincronicidades, a ese pálpito interior de querer buscar lo auténtico.

Anuncios

Acciones

Information

3 responses

18 05 2011
javier

me recuerda al mejor Woody Allen, al mas original desde , la rosa purpura del Cairo, La maldicion del escorpion de Jade o desmontando a Harry. Una pelicula para todos, para los fans incodicionales de Woody y para aquellos que no lo quieren tanto, es una comedia de humor fino.

12 06 2011
Migue Jiménez

El comienzo de la película, con el recorrido por las calles de París a ritmo de clarinete, resulta de los más evocador… sobre todo si se ha estado ahí en persona.

Es una gran película. No entraré en detalles, porque lo ha analizado muy bien Juan J. Loza. Simplemente quiero destacar la gran labor de los actores a la hora de encarnar personajes de la etapa del Woody Allen actor, porque no me negaréis que aparte del actor principal, el papel de su futura esposa y el del amigo pedante no podrían haber sido interpretados hace años por Diane Keaton y Alan Alda.

Mensaje: aprovecha la vida que te ha tocado vivir y no caigas en el pesimismo de pensar que épocas anteriores son mejores que ésta. Seguro que en el 2080 habrá quien piense “ojalá hubiese vivido en los años dorados a partir de 2011”. Nosotros que sí vivimos en esta época, aprovechémoslo.

25 01 2012
Nominaciones a los Oscar «

[…] CRITICA  ‘Midnight in Paris’, renace el maestro Woody Allen […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: