Crítica. ‘Extraterrestre’, ¿una comedia fantástica o una fantástica comedia?

31 03 2012

Migue Jiménez. Después de la peregrinación en 2007 a una localidad cercana (Rincón de la Victoria) para poder ver ‘Los cronocrímenes’, se agradece que para la segunda película de Vigalondo haya podido quedarme en la capital.

Al terminar la película, salgo con la sensación de haber asistido a una especie de sketch de Muchachada Nui elevado al rango de largometraje. Esa sensación no se debe exclusivamente a la presencia de Raúl Cimas y Carlos Areces, demostrando ambos su maestría cómica, sino que el ambiente que se respira, la caracterización de los personajes y el desarrollo de una trama muy simple (pero no por ello insustancial), adornados con unas situaciones y unos diálogos muy ingeniosos, hace que no pueda evitar rememorar dicha serie. No podemos obviar que Vigalondo dirigió algunos gags de Muchachada. El problema que le veo a esto es que no creo que sea apta para todos los públicos. A mí me ha parecido una maravilla, pero tengo la percepción de que habrá muchos ajenos al mundo y sentir chanante a los que la película les parezca una tontería, repetitiva a veces y falta de línea argumental firme.

Extraterrestre’ es una especie de comedia romántica que se desarrolla en el contexto de una aparente invasión alienígena. La presencia de un gigantesco ovni no es más que una escusa para presentarnos un abanico de personajes con personalidades muy reconocibles a nuestro alrededor, que viven situaciones disparatadas, pero siempre dentro de una estabilidad y de una cordura. No se trata simplemente de una sucesión de sketch, como he leído en alguna crítica, los momentos cómicos están acompañados por el devenir de la historia y de los personajes. Los gags responden a la causalidad de los hechos, no a meras casualidades y ocurrencias del guión.

Como en otras creaciones suyas, en este filme se nos muestra qué cosas es capaz de hacer el ser humano por amor: mentir, acosar, salvar al mundo… Y es que el amor mueve los hilos de muchas historias de Vigalondo, por amor se secuestra un bar para que cante (‘7:35 de la mañana’), por amor cambiamos de aspecto a una chica para salvar la vida de mi mujer (‘Los cronocrímenes’) e, incluso, por amor somos capaces de darnos un montón de golpes en los coches de choque con unos niñatos (‘Choque’).

Una vez más, Vigalondo saca partido a un bajo presupuesto, basado en pocos actores y en mucha imaginación. Muy buena elección del elenco de actores: Michelle Jenner, Julián Villagrán, Carlos Areces, Raúl Cimas, Miguel Noguera. Y una brillante aparición estelar de un bote de melocotones.

En definitiva, una película recomendada para pasar un buen rato en el cine, sin mayor pretensión que el entretenimiento. Y es que como dice el propio Vigalondo, él prefiere hacer treinta películas buenas que cinco obras maestras. Esperamos la llegada de la tercera, ¿será ya ‘Windows’ o cogerá la delantera otra producción?

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: