Critica. ‘El dictador’, comedia repetida

20 07 2012

Ernesto R. Aro. Vuelve Sacha Baron Cohen con un disparate de comedia. Una pretendida crítica social y política que se queda en un conjunto de gangs disonantes. Un cómico que repite la fórmula de éxito (‘Borat’, ‘Brüno’) para hacer taquilla. Una historia inverosímil, ridícula y nada original. Un sentido del humor borde, grueso y previsible que sólo hace gracia a sus entusiastas seguidores. Eso sí, Baron Cohen es cómico y sabe manejarse como pez en el agua y algunas situaciones son divertidas. No se espera menos en un actor cómico. Por otro lado, la pretendida sátira política o alegato a favor de la participación democrática que el actor realizó en su estreno en Estados Unidos, pura estrategia comercial. Una tomadura de pelo. La historia es tan simple que sólo escribirla ya aburre. Aladeen es un tirano, el Líder Supremo de Wadiya, un país árabe africano, que explota y vende el petróleo. Las Naciones Unidas le presiona para que se presente en la asamblea. Mientras tanto en su país una conspiración le sustituye por su doble. El dictador es apartado del poder y se convierte en un ciudadano cualquiera.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: