El cine y la crisis

24 08 2012

Una cosa está clara, estamos en crisis y el cine no ha pasado de largo. Los creativos y autores han abordado los distintos problemas y situaciones que conforma una crisis moral y económica.

 ‘Inside job’, de Charles Ferguson. Un documental impactante que presenta un análisis certero y brillante. El thriller económico, ‘Margin call’, dirigida y escrita por J.C. Chandor, presenta un guión sólido, una historia creíble, mordaz y analítica de los conflictos personales y sociales. Un acertado análisis de la crisis de valores que arrastra el derrumbe de la economía global, lejos de una simplista visión ideológica. En España, me quedo con dos. ‘La chispa de la vida’, una visión irónica de Alex de la Iglesia. Un interesante retrato de una sociedad que se deja impactar y manipular por la opinión pública quelos medios de comunicación presentan  a su antojo. ‘Cinco metros cuadrados’, de Max Lemcke, muestra cómo la crisis inmobiliaria destroza a una pareja que se va a casar.

Las distintas historias presentan un retrato de la condición humana. La ambición y la falsedad de los líderes políticos y económicos que tienen la responsabilidad moral de prestar un servicio y una administración justa de los bienes comunes. Unos políticos que se lavan las manos, se dejan arrastrar y se corrompen  por la codicia, la avaricia, la corrupción, la mentira, la falsedad. Están dispuestos a la manipulación, a ocultar la verdad. Unos mandatarios económicos que  viven en lujosas casas, en los que sus grandes salarios no sufren recortes. Un estilo de vida que desprecia a los demás por sus escandalosos gastos. Estas historias nos presentan una cruda realidad y nos lanzan como dardos ardientes una reflexión. El dinero puede corromper porque mientras más tiene más quieres. Una crisis económica que tiene unas implicaciones humanas, morales y éticas.

Una realidad que deja al espectador helado, en silencio. Entonces, te entra un sudor frío, una terrible sensación de incredulidad y de impotencia. Después, te vas enciendo y una rabia te invade. Los que ostentan el poder económico son unos usurpadores. No han sido elegidos por nadie y controlan el poder político y social, no tienen ética ni escrúpulos. Nos utilizan como marionetas al servicio de sus intereses. Son los que manejan el mundo. El neoliberalismo imperante y absorbente. El mercado libre es injusto e inhumano. Si no existe el control de un poder político y social sobre el económico, todo queda devorado por la codicia. Las actuales consecuencias son sólo la punta del iceberg. Una pregunta queda en el aire, ¿es el momento de cambiar el sistema económico imperante o dejamos que nos devore?

CRITICA ‘Cinco metros cuadrados’ de M. Lemcke

CRITICA ‘Margin Call’, de J.C. Chandor

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: